El Registro central de Patentes y Marcas es un fraude.

Pero qué, qué… qué desgraciados. Por decirlo así, de algún modo fino sin que llegue a cursi. Quizás porque es algo que yo nunca haría, siempre me preguntaré cómo puede haber gente que se dedique a estafar a los demás ¿Por qué? ¿Dónde dejaron la conciencia? ¿Habrá algún lugar lleno de conciencias perdidas? Bueno, dejémonos de